Villaluenga de la Sagra (Toledo)

Toro Enmaromado de Villaluenga

En Villaluenga de la Sagra (Toledo), hace más de 45 años, se está celebrando, dos veces al año (en las Ferias y Fiestas locales y en las Fiestas en honor de Ntra. Sra. de las Mercedes), la tradicional suelta de toro enmaromado por las calles de la localidad. Aunque los más mayores de la localidad reconocen que esta tradición “se ha venido haciendo desde siempre”.

[read more=”Leer más” less=”Leer menos”]

El festejo se desarrolla en un recorrido urbano cerrado. Las calles que forman el circuito están debidamente valladas, libres de obstáculos y con lugares apropiados para que los espectadores puedan contemplar seguros la suelta y las carreras. Estas condiciones se dan desde el año 1991, anteriormente la suelta del toro se hacía por toda la localidad, la res corría libremente y el refugio de los corredores se encontraba en las propias puertas, ventanas, fuentes…

El número de sueltas ha ido variando con el tiempo, según las circunstancias; actualmente se sueltan cinco toros enmaromados durante las ferias y fiestas de Agosto y una vaca enmaromada durante la festividad en honor de Ntra. Sra. de las Mercedes.

La res se suelta debidamente enmaromada con un solo tramo de maroma.

La maroma tiene una distancia de unos veinticinco metros, que va enlazada a las astas del animal, sin que esta haga ningún daño a la res. La maroma es llevada por los jóvenes mozos (MAROMEROS), que son los encargados, además, de llevar a cabo las labores de suelta y recogida de la res, de colocar las maromas y velar por la seguridad de los asistentes al festejo, e intentando que el toro no embista a ninguno de los presentes.

Tanto los MAROMEROS, como vecinos y ayuntamiento, son conscientes de lo que el toro enmaromado significa para Villaluenga, no solo por la tradición si no por el símbolo de fiesta, al cual protegemos y respetamos.

En ningún momento, el animal es maltratado, ni se hace que el animal sufra.

[/read]